LA CÁMARA CON ALAS: LUBITEL 166B

la cámara con alas lubotel 166B

Me ha vuelto a visitar estos días La Cámara con Alas. Fue tan buena la experiencia anterior, que tenía muchas ganas de seguir practicando fotografía analógica. Y más con una cámara tan bonita como la Lubitel 166B, el cohete soviético. Desde luego, es un proyecto curioso: te apuntas y pasado un tiempo recibes la cámara en casa. Tienes unos días para utilizarla y, una vez hecho, envías el equipo a la siguiente persona de la lista, que te facilita la organización del proyecto. De este modo, la cámara viaja por todo el país recorriendo miles de kilómetros, dejando un montón de imágenes y miradas de otros tantos aficionados.

Reconozco que la fotografía analógica, después de tanto tiempo de no practicarla, me parece un reto. Pero, al mismo tiempo, La Cámara con Alas te ofrece una oportunidad única de vivir la fotografía de otro modo, más consciente, más pausado. Creativo, sí, pero también bastante técnico.

Cuando recibes la cámara no dejas de tener esa inseguridad de disparar con película. ¿La estaré cargando bien? ¿Habré medido la luz correctamente? Acostumbrados como estamos a la inmediatez de la fotografía digital, resulta extraño no ver el resultado enseguida y tener que esperar a que nos envíen las copias de laboratorio para tener nuestro trabajo.

la cámara con alas lubotel 166B

Esta vez me ha resultado bastante sencillo cargar la Lubitel 166B. Sin embargo, me ha costado bastante cogerle el punto al foco. Entre que no veo muy bien, la luz cegadora de estos días y que el visor está en la parte superior, no acababa de resultarme una operación cómoda a pesar de que la cámara incluye una pequeña lupa que te facilita el foco en el centro del visor. Por otro lado, ves la imagen en espejo, lo que también dificulta la composición. A mi cerebro le costaba un poco procesar que tenía que mover la cámara hacia el lado contrario de donde quería encuadrar. Muy curioso.

El obturador tampoco es fácil precisamente. Tan pequeñito que me costaba liberarlo a pesar de que no tengo las manos grandes precisamente. Y aún hoy, que estoy esperando a que lleguen las copias, sigo con la duda de si las fotografías habrán salido algo movidas. En breve lo sabremos.

Por lo demás, los ajustes de la Lubitel 166B son muy sencillos y, a poco que te pongas, disparas rollo tras rollo de película sin apenas darte cuenta. ¡Anda que no he presumido de amiga estos días! Y es que estas cámaras de doble lente y visor en la parte superior, son muy vistosas. Muchas personas se han parado conmigo al ver la cámara y algunos de mis compañeros me han hecho un auténtico interrogatorio sobre fotografía analógica que… ¡me ha encantado!

la cámara con alas lubotel 166B

Muy pronto te enseñaré el resultado de este paseo fotográfico con la Lubitel 166B. Mientras tanto, no dejes de contarme tu experiencia con la fotografía analógica o, si has participado en el proyecto, con La Cámara con Alas.

 

¿Quieres seguir recibiendo fotografía, inspiración y planes en familia?

6 comentarios

  1. Nuria
    08/05/2016

    A ver qué tal te va con ella, a mí me costó cogerle el punto, peor luego me gustó el resultado. Yo usé carrete en blanco y negro, y las imágenes son un tanto inquitantes, y sí que es cierto que algunas están ligerante desenfocadas. La semana pasada envié la Sprocket Rocket a su nuevo destino, y tengo que llevar los carretes a revelar, a ver qué sale! A mí me inquieta un poco eso de hacer la foto y no ver el resultado al momento, pero bueno, es parte del trato. Tengo ganas de ver tu resultado! Un abrazo, guapísima.

    • Ana
      13/05/2016

      ¡En qué líos nos metemos, Nuria, y lo que nos gusta! El resultado es curioso, ya verás: los colores, el foco… No ha quedado mal.
      Un beso grande

  2. maria
    09/05/2016

    Lo que estarás aprendiendo con esta experiencia fotográfica!!! La estética de la cámara es preciosa. Deseando ver el resultado. Feliz semana.

    • Ana
      13/05/2016

      Aprendiendo y divirtiéndome, María. He de confesar que estas cosas las disfruto mucho. Ganas de compartir el resultado contigo, a ver qué te parece.
      Un beso grande

  3. Veronique
    09/05/2016

    Soy novata en fotografía. Entonces mi apreciación al leerte es distinta… lo veo con distancia… y se me viene a la cabeza: madre mía, la cantidad de sensaciones, sentimientos, pensamientos que puede despertar una cámara… A ver tus resultados…

    • Ana
      13/05/2016

      Además, me gustan particularmente las cámaras antiguas. Me parece que conservan una cierta magia, y las disfruto muchísimo.
      Prontito te enseño las fotos. Están curiosas 😉
      Un beso grande

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando entendemos que das tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace anterior para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies