CON UNA LUBITEL 166B POR EL CAUCE DEL RÍO ERESMA

lubitel 166b - rio Eresma

Hace unos meses (¿ya?, ¡no puede ser!), recibí en casa una preciosa Lubitel 166B gracias al proyecto de La Cámara con Alas. Ya te conté que se trata de una cámara analógica. De las que hay que cargar con película y esperar a que el laboratorio te entregue las copias para ver qué ha salido.

Por unas cosas o por otras, las fotografías quedaron en el cajón, llegó el verano y, desde el proyecto, me han dicho estos días: “¿por qué no compartes las imágenes de aquella experiencia?”.

Y tienen razón.

lubitel 166B - rio Eresma


Cuando trabajaba en Segovia, me daba la vida darme un paseo por los alrededores del campus. Bajaba a la Alameda del Parral, siguiendo el cauce del río Eresma hasta llegar al arroyo Clamores muy a menudo. La cámara ha sido una buena compañera, aunque a veces no me hacía falta. Dice mi amiga Fuen, que sabe lo suyo de esto, que hay un tipo de meditación que realizas mientras paseas. Qué razón tiene.

El caso es que cuando me llegó la Lubitel 166B, enseguida pensé en recorrer con ella el río Eresma. Un sol que ya empezaba a calentar, varios patos, muchos brotes en los árboles y plantas y hasta un pequeño petirrojo que fotografié pensando: “no te muevas, no te muevas”. Ya ves arriba que sé quedó.


lubitel 166B - rio Eresma

Desde el punto de vista fotográfico fue un paseo un tanto accidentado. Al contarle el proyecto a mi amigo Roberto, tan curioso de la fotografía como yo, me ofreció algunos rollos de película que tenía en el cajón y nunca utilizaba. Ya tenía uno en color así que acepté y escogí blanco y negro. Probablemente el tiempo de almacenaje, la temperatura o una mala manipulación han sido las responsables del aspecto de las copias que ves arriba. Grano bastante grande, poco contraste y las marcas de la película. Así y todo, me parecen bonitas.


lubitel 166B - rio Eresma


La película en color no te creas que se me dio muy bien tampoco. Estuve disparando tan tranquila a 200 ISO. La luz entraba a raudales, me venía muy bien para cerrar el diafragma y jugar con la profundidad de campo. Cual no sería mi sorpresa al descargar el rollo cuando vi que la película marcaba 800 ISO. ¡Se me puso una cara!

Menos mal que en CaprilePhoto son más majos que todas la cosas. Pidieron al laboratorio que forzara el revelado y consiguieron salvar el paseo. No las tenía yo todas conmigo pero, al final, aunque un poco oscuras, las fotos del río Eresma tienen ese punto de postal antigua que les da un toque interesante. ¿No te parece?

Y tú, ¿has tenido algún percance fotográfico de estos? ¿Usas cámaras de película? Cuéntame, ya sabes cuánto me gusta leerte.

¿Quieres seguir recibiendo fotografía, inspiración y planes en familia?

4 comentarios

  1. maria
    18/09/2016

    Todo un lujo dar un paseo por esos lugares y desconectar un rato del trabajo. Las fotos en color son muy bonitas, me gustan los colores y tampoco las veo tan oscuras. Es una pena que la película en b/n no estuviera ya en condiciones, claro que hasta revelar el carrete no te das cuenta. Inconvenientes de lo analógico. Aún así la experiencia ha merecido la pena y me alegro que te hayan recordado de compartir estas imágenes, porque de todo se aprende y sigues teniendo un recuerdo de ese paseo y una anécdota para contar. Besos y buen comienzo de semana.

    • Ana
      25/09/2016

      Cuánta razón tienes, María. Estoy de acuerdo en que la experiencia te enseña. Te quedas con lo que ha funcionado y sigues probando en esa dirección. En cualquier caso, es verdad que es un bonito recuerdo. Más ahora, que voy a estar una larga temporada sin visitar esa ciudad.
      Un beso muy grande

  2. Nuria
    19/09/2016

    Mi experiencia con la lubitel no fue tan buena como la tuya… Me costó hacerme con ella, aunque realmente creo que nunca conseguimos llevarnos bien del todo. Yo disparé en blanco y negro y las fotografías me quedaron un tanto tétricas. Pero las tuyas en color me encantan. Tienen ese aire vintage tan chulo!!!
    Yo también he publicado en la cámara con alas esta semana, con las fotos de la Sprocket, y en esta semana publicaré en el blog. Espero que te gusten. Un beso grande.

    • Ana
      25/09/2016

      No me resultó una cámara fácil tampoco, Nuria. El obturador tan pequeño y el visor me costaba mucho. Eso sí, como experiencia es muy chula y la cámara es una preciosidad ¿verdad?
      Qué ganas de ver tus fotos.
      Un beso muy grande

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando entendemos que das tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace anterior para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies