6 MOCHILAS PARA MI EQUIPO QUE ME ENCANTAN

fotógrafa - mochilas para mi equipo

Lo que oyes. Mi equipo. Quién me iba a decir a mi, hace apenas un par de años, que usaría esta palabra. Porque yo empecé haciendo fotos con el móvil. No he tenido una cámara réflex hasta hace poco. Y he defendido a capa y espada que la herramienta es lo de menos. Pero aunque lo siga pensando, cuando te apasiona la fotografía, quieres más. Y es el caso. Aprender, evolucionar, practicar. Es normal. Por eso he cambiado mi sencilla cámara por una mejor. Y ahora quiero llevar mi equipo ordenado y bien protegido. En una mochila preciosa, a ser posible.

¿Por qué una mochila? Supongo que por comodidad. Este verano cambié el bolso por una y estoy encantada. Llevo las manos libres, el peso está más repartido y mi espalda lo agradece. Porque tuve una lesión en un hombro hace tiempo que necesitó de muchas sesiones de rehabilitación. Y he comprobado que el bolso, lo empeora.

mochilas para mi equipo fotográfico - once a day

LAS MOCHILAS QUE MÁS ME GUSTAN

Son ese objeto de deseo un tanto inalcanzable pero que siempre tienes en mente. A fin de cuentas, ¿por qué renunciar a ello? Quizá algún día consiga hacerme con una de estas tres mochilas para mi equipo fotográfico:

  • Ona: Ya hablé de esta marca hace tiempo, cuando hice mi primera wishlist de accesorios fotográficos. Sigo sin tenerla y me sigue encantando. Son caras tirando a carísimas, pero también son de esas bolsas que se ponen más bonitas cuanto más las usas. Los bolsos en los que puedes incluir el portátil no me disgustan tampoco, puestos a pedir.
  • Langly: Fuertes, resistentes y para fotógrafos aventureros, como los que puedes ver en sus redes sociales que son pura inspiración para los amantes de la naturaleza. De diseño sencillo, resistente al agua, el acabado es perfecto y está lleno de detalles.
  • Vinta: O te encanta o no te gusta nada. No es flexible, así que puede parecer un poco “trasto”, pero transmite solidez y estoy segura de que el equipo va bien protegido. Es un poco grande para mi estatura, pero tiene un diseño funcional, muy inteligente. Ni que decir tiene que a mí, me encanta.

mochilas para mi equipo - Once a Day

MIS FAVORITAS EN ETSY

Estas otras las he descubierto en Etsy y también me parecen preciosas. Y, aunque las dos últimas no son mochilas para equipo fotográfico propiamente dichas, las he añadido a mi lista de deseo. Quizá se animen a diseñar un modelo específico para llevarlo y no quiero perderles la pista.

  • Oliday: Son preciosas, también carísimas, y los gastos de importación no ayudan nada. Como las Ona bags, hay que aprovechar ese amigo o familiar que vive en Estados Unidos. Pero es que son una maravilla: su diseño perfecto, el doble compartimento, los colores desgastados y todos los acabados y detalles… en fin, soñar es gratis ¿no?
  • Kovereduk: Aunque no son mochilas fotográficas, creo que haría un esfuerzo por acoplar mi equipo en una de ellas. Tiene un diseño vintage que me encanta también para viajar o en el día a día.
  • Dorayaky: Es una marca de bolsos artesanales que se hacen a mano en Valencia desde 2012. Y me tienen enamorada con sus diseños desde que los descubrí en Instagram. El tacto se adivina suave y resistente. Con ese aire que tienen las cosas hechas con tiempo, con cariño y a conciencia para que duren. Aunque no tengo claro que quepa un equipo fotográfico como el que tengo, sin duda, llevaría una de sus mochilas con un cuerpo de cámara y un objetivo sencillo para dar un paseo fotográfico por la ciudad lleno de estilo.

¿Qué te ha parecido esta selección de mochilas para mi equipo fotográfico? Yo ya estoy haciendo mis cuentas y viendo si las puedo incluir en mi carta a los Reyes Magos. ¿Quién sabe? Este año me he portado muy bien. Y tú, ¿cómo transportas tu equipo? Me encantará saberlo y que me des ideas.

PS: Esta entrada no es patrocinada. Todas las imágenes pertenecen a sus autores y se encuentran en sus sitios web. 

 

NEWSLETTER DIRECTA A TU BANDEJA DE ENTRADA CADA DOMINGO ¿Todavía no la recibes? Yo que tú no me la perdía

6 comentarios

  1. Carolina
    12/12/2016

    Qué bonitas!! Enhorabuena por el artículo, qué bien que hayas compartido estos tesoros. Bueno, ¡me he enamorado de la Dorayaki!

    Una duda, ¿no es una mochila específicamente para fotografía, no? Es decir, que el interior no viene preparado para cámara, pero quieres decir que tiene un tamaño bueno para meter una bolsa dentro con la cámara, ¿es eso?. Es que en la Dorayaki, por ejemplo, no hay fotos de interior y me asalta esa duda. Como tenga compartimentos ya para la cámara y los objetivos, me desmayo, jajaja. Muchas gracias!! Besos.

    • Ana
      12/12/2016

      Amiga, qué buen gusto tienes, a mi los bolsos Dorayaky me encantan. No sé cómo los encontré en Instagram y me quedé enganchada a su cuenta que, además, tiene unas fotos preciosas. Al hilo de esta entrada les escribí, porque tenía la misma duda que tú. Lamentablemente no son bolsos específicos para cámara. Aunque me han dicho que no soy la primera que les traslada esa necesidad y que, oye, lo mismo se animan. Si sacan bolsos para cámara, bueno, de cabeza que voy. Con los que tienen ahora habría que ver bien las medidas porque no tengo muy claro que quepa el equipo. Un cuerpo y un objetivo, puede que sí. Pero habría que pedirles las medidas y te las dan sin problema. Son encantadores. Y unos artistas.
      Ya me contarás.
      Un besazo

  2. maria
    12/12/2016

    De tus propuestas me gusta sobretodo la segunda y la última pero son demasiado grandes para mi equipo, que consta de un cuerpo y dos lentes. Las mochilas son un concepto de bolso que me encanta precisamente por lo que comentas, la espalda no sufre mucho porque el peso es equilibrado, y te deja las manos libres. Pero soy de bolsos tamaño mediano, ni muy pequeño porque la cartera no me cabe ni muy grandes porque no los lleno. Y me gustan las mochilas alargadas en horizontal que recuerdan las carteras del colegio. Para el equipo vi algo parecido en Amazon en cuero pero con unos precios prohibitivos. Así que me apaño con una mochila que he quitado a mi hija y la cámara la protejo de golpes con una funda acolchada. Es algo pendiente que antes o después tendré que subsanar si quiero evitar golpes como el que sufrió este verano mi cámara y por eso se me ha caído el visor. Un beso.

    • Ana
      20/12/2016

      Oh, pobrecita cámara, y qué disgusto. Sí que es verdad que es un elemento del equipo que siempre dejamos para lo último. Yo siempre estoy pensando en un objetivo, un trípode, un cuerpo mejor y la funda o la mochila las voy dejando, gastándome el dinero en lo otro. Muy mal por mi parte. Estas mochilas son tan bonitas, ¿verdad? que bien merecen la inversión inmediata.
      Un beso grande

  3. Nuria
    13/12/2016

    Yo en cambio, prefiero bandolera. Llevar la mochila a la espalda hace que me cueste sacar más la cámara. En cambio, en la bandolera, abro en un segundo y ya tengo la cámara en la mano. Y es muy cómoda de llevar.
    Cuando me cambié a una cámara evil, con sus objetivos y accesorios, estuve un buen tiempo buscando la mochila que mejor se adaptaba a mí, y acabé optando por ir a lo seguro, una marca de mochilas fotográficas de toda la vida, impermeable y segura.
    Pero después de ver estas preciosidades, me costaría no elegir alguna de ellas. ¡Ya nos contarás cuál eliges!

    • Ana
      20/12/2016

      De momento, voy metiendo moneditas en la hucha, que ya ves que no son baratas precisamente. Si hicieran bolsas para equipo, me tiraría a las dorayaky sin pensarlo. Producto nacional y artesano, me encanta. Pero el resto me encanta igualmente.
      Un beso grande

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando entendemos que das tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace anterior para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies