TALLER DE FOTOGRAFÍA RECICLADA CON ECOCAM

taller de fotografía reciclada con Ecocam

Hace algunas semanas os hablaba de Ecocam, el proyecto de fotografía sostenible que tanto te interesó. Alberto fabrica cámaras estenopeicas con material reciclado, como te dije. Y las utiliza para hacer una fotografía más consciente, más sosegada, que nos conecte, en definitiva, con los antiguos procesos químicos en este mundo en el que todo va tan deprisa. Es curioso como prácticamente todos tenemos una cámara siempre con nosotros, y la usamos, pero pocos conocen o son conscientes de los fundamentos de la fotografía. Por eso me parece muy interesante asistir a un taller de fotografía reciclada con Ecocam.

 

taller de fotografía reciclada con Ecocam


Cómo se transmite la luz. Cómo procesa nuestro cerebro las imágenes. Los trabajos que se llevaron a cabo para intentar captar lo que vemos y mantenerlo usando superficies fotosensibles. Los orígenes de la fotografía, que me fascinan. No me canso de leer y escuchar sobre aquella época. Bien explicado, no es ningún rollo. Y es importante tener unas nociones básicas de ese periodo histórico para entender lo que vamos a hacer después. Porque lo que nos puede parecer una sencilla cámara de cartón, no lo es en absoluto.

Reconozco que pensaba que iba a ser más fácil. Incluso para alguien tan torpe con las manualidades como yo. Pero las tres horas del taller se nos quedaron cortas, porque se trata de un proceso laborioso. No resulta complicado si vas siguiendo los pasos y tienes ayuda. Sin embargo, la parte de la fabricación del obturador, por ejemplo, tiene su dificultad. Vamos, que no tengo claro que pudiera reproducir el proceso fácilmente yo solita en mi casa. El trabajo que hace Alberto tiene mucho mérito.



Sobre la mesa, cajas de cartón, tijeras, pegamento y patrones para comenzar a trabajar. Es muy divertido elegir la parte exterior, que le da va a dar personalidad a la cámara. Yo utilicé una caja de pizza de espinacas, cartón verde y una tapa de metal, también verde, que simula la lente. Pronto la mesa estaba llena de un montón de objetos que jamás dirías que pueden formar parte de una cámara o servir para construir una. La chapa de una lata de cerveza. El palito de un helado. Varios tapones de corcho. Materiales que se reciclan, a los que se da otra vida, otro uso.


taller de fotografía reciclada con Ecocam

 

¿SABÍAS QUE LAS ECOCAM TIENEN UN F/150?

Las Ecocam son cámaras estenopeicas de medio formato. Es decir, albergan un rollo de película de medio formato, de blanco y negro o color, y por supuesto se utilizan para tomar fotografías. Sin embargo, su uso nos puede resultar complicado ya que estamos acostumbrados a una tecnología muy diferente. Cuando llegué a casa, lo primero que hicieron fue buscar la pantalla o, en su defecto, el visor. Pero estas cámaras carecen de ambos. Y el resultado suele tener bastante de sorpresa.

Tampoco tienen un sistema para medir la luz. Necesitas un fotómetro o, si te resulta más cómodo, se puede usar el exposímetro de tu cámara réflex… Aunque es hacer un poco de trampa, ¿eh?. En el blog de Ecocam puedes encontrar instrucciones para hacer un medidor y una tabla de equivalencias. Porque hay que tener en cuenta antes de exponer que nuestra cámara tiene un f/150.

¿Qué quiere decir esto? Que nuestro diafragma, el lugar por el que pasa la luz hacia el material sensible es muy pequeñito. Tanto que lo hemos hecho con un alfiler. Por eso estas cámaras se conocen también como pinhole. Además, un número f tan alto (o sea, un diafragma tan pequeño) da como resultado una gran profundidad de campo, que equivale a que todos los planos de la imagen, desde el objeto más cercano a nosotros, hasta el más lejano, están a foco. Curioso, ¿verdad?


taller de fotografía reciclada con Ecocam


PERO, ESPERA, ENTONCES… ¿CÓMO SE UTILIZA?

A la hora de utilizar la Ecocam tenemos dos parámetros fijos: el ISO de la película y la apertura del diafragma. Como ya has adivinado, podemos jugar con el tiempo de exposición que puede variar desde fracciones de segundo a varios minutos, o incluso horas, si queremos jugar con largas exposiciones o fotografía nocturna. Nos permite experimentar. Y es necesario poner la cámara sobre un trípode.

Seguro que estás pensando que no has leído la palabra disparar, sino exponer. Y es que la Ecocam no tiene disparador. La película se expone a la luz, durante cierto tiempo, dejándola pasar a través del pinhole. Para eso, retiramos el palito de helado que hace las veces de obturador y lo volvemos a tapar, una vez el tiempo ha pasado. Gracias a los tapones de corcho de la parte superior, podemos pasar la película para hacer una nueva fotografía.


taller de fotografía reciclada con Ecocam


Tengo muchas ganas de utilizar la Ecocam y ver qué sale. El taller incluye una sesión de fotografía en la calle y otra sesión de revelado. Sobre todo esta última parte, me parece mágica, así que me ha dado pena no poder quedarme. Seguro que vemos resultados en su cuenta su Instagram muy pronto. Y seguro que pronto también se van a organizar nuevos talleres que te aconsejo que no te pierdas.

He disfrutado un montón recordando los procesos químicos, los fundamentos físicos y fabricando mi propia cámara estenopeica. Y, sobre todo, me ha encantado pasar un rato creativo con mi querida Victoria (@vicavp) que no sólo es la mejor modelo de manos sino que es la mejor compañía que se puede desear, más todavía cuando surge un plan fotográfico.

¿Qué te ha parecido la Ecocam? ¿Has utilizado alguna vez una cámara estenopeica? ¿Te atrae este tipo de fotografía? Cuéntame, ya sabes que me encanta charlar contigo.


RECIBE FOTOGRAFÍA, INSPIRACIÓN, PLANES FOTOGRÁFICOS Y ALGUNA SORPRESA CADA DOMINGO EN TU BANDEJA DE ENTRADA

7 comentarios

  1. Nuria
    26/02/2017

    Qué experiencia, Ana, cómo me lo habría pasado de bien haciendo una cámara con mis propias manos, a pesar de ser muy muy torpe con las manualidades, cada vez tenemos más cosas en común 😉 Nunca he probado la fotografía estenopeica, debe ser mágico, aunque reconozco que no saber muy bien qué hago, o no poder ver el resultado al momento, me inquieta un poco. Nos hemos acostumbrado demasiado a la inmediatez, pero dan ganas de dejarse llevar y experimentar. ¡Ojalá hagan un taller en Barcelona!

    • Ana
      01/03/2017

      Estoy segura de que te va a encantar. Es una experiencia muy diferente a lo que conocemos y te hace pensar. Ya me contarás, que nos dice Alberto que va para Barcelona. Me encantaría que os conociérais.
      Un beso muy grande

  2. EcoCam
    27/02/2017

    Muchas gracias por tan fabulosas entradas…ya verás qué buenas fotos han salido, cuando las escanee te las envío! un abrazo Ana!

    De aquí a poco iré a Barcelona, os avisaré!! 😉

    • Nuria
      27/02/2017

      ¡Estaré atenta a vuestras redes!

    • Ana
      01/03/2017

      Ya voy viendo en Instagram y son increíbles.
      Escribe a Nuria cuando vayas a Barcelona, que se apunta sin dudarlo y, además, te va a ser de mucha ayuda.
      Si no conoces su blog, pásate a echar un vistazo que te va a encantar.
      Un abrazo grande

  3. Rosario
    05/03/2017

    Me encantó esta entrada y me gustan mucho tus fotos. Se ve buenísimo ese taller. Lástima que estoy tan lejos. Saludos!

    • Ana
      08/03/2017

      Es un taller estupendo. La sensación de crear un objeto con tus manos y poder usarlo para tomar fotos es increíble. Estoy segura de que te encantaría.
      Un beso grande

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando entendemos que das tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace anterior para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies